viernes, 4 de julio de 2014

Receta de Mahonesa con Aceite de Oliva

Mahonesa Aceite de Oliva Premium
Esta salsa tan presente en la cocina española se emplea como acompañamiento de carnes, pescados, mariscos, arroces y hortalizas. En la cocina balear y mediterránea incluso se sirve también caliente o se llega a hornear junto con el pescado. Aunque su origen es español parece que primero surgió el alioli y no al revés, fueron los franceses los que retiraron el ajo de la receta pues era demasiado fuerte para su cocina.




Ingredientes para mahonesa:


  • 2 huevos
  • 300 cc. aceite de oliva virgen extra (si te gusta más suave puedes usar aceite de girasol)
  • una pizca de sal
  • una cucharadita de zumo de limón o vinagre
  • 1 diente de ajo (para el alioli)

Elaboración de Mahonesa con Aceite de Oliva:


  1. Ponemos primero el huevo en el fondo del vaso de la batidora, cubrimos con el resto de ingredientes. Introducimos la batidora en el fondo del vaso, y sin moverla de esta posición bate a máxima velocidad hasta que veas que se emulsiona todo el contenido. Si has sacado los huevos de la nevera debes esperar a que tomen la temperatura ambiente, si no están a la misma temperatura que el aceite es mucho más probable que la mayonesa se corte.
  2. No debemos mover las aspas de la batidora del fondo del vaso, ya que se cortaría la mayonesa, cosa algo frecuente si no se tiene mucha práctica. Una vez que haya emulsionado movemos la batidora de arriba a abajo para finalizar el proceso, pero sin dejar de batir en ningún momento.
  3. ¿Qué hacer si la mayonesa se corta? Si no emulsiona y se forma una mezcla de aspecto extraño no debemos tirarla. Haremos otra mayonesa aparte y una vez esté casi emulsionada iremos añadiendo la mayonesa cortada poco a poco incorporándola a la correcta.


VARIANTE ALIOLI:


  1. Introducimos al vaso de la batidora el diente de ajo entero que hemos confitado en aceite previamente y añadimos aceite de oliva virgen extra hasta cubrir 1 cm del vaso, echamos una pizca de sal. A continuación añadimos el huevo y metemos la batidora hasta el fondo del vaso. Empezamos a batir dejándola fija y notaremos que en unos segundos emulsiona, es decir, se convierte en crema. En ese momento es cuando debemos subir y bajar la batidora en un movimiento lento, de esta manera logramos integrar el aceite completamente con el huevo.
  2. Cuando haya cuajado podemos incrementar el volumen añadiendo un poco más de aceite de oliva virgen extra. A las patatas cocidas o asadas les va de vicio un poco de ajoaceite. Podemos adornar con un poquito de pimentón de La Vera, no en exceso, sólo para darle color.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada